Barret y yo, la historia

Marzo 2017

Les presento formalmente al nuevo integrante de la familia, Barret,  él fue abandonado, golpeado, maltratado y atropellado y unos buenos amigos que son amantes de los animales lo rescataron y lo curaron de algunas enfermedades entre ellas bronquitis. Mis amigos Suquilanda (Elsy y Manuel-padres) le dieron comidita y amor, pero no podían quedárselo  porque ya tenían una perrita y vivían en departamento, así que por lo pronto le acogieron en el condominio, le pusieron una camita y cobijas con su plato para comer, pero no a todos los demás inquilinos les agradaba la presencia de Barret, así que un día cuando la familia Suquilanda salió de paseo, aprovecharon para ponerlo nuevamente en la calle, y es ahí donde se enfermó, primero de bronquitis porque pasó días en la lluvia y luego le atropelló un carro.

Cuando Los Suquilanda regresaron vieron que Barret, no estaba y fueron a buscarlo y lo encontraron rota su patita, entonces me llamaron para preguntarme si tal vez quería adoptarlo, ya que mis dos perritas que tenía murieron de vejez.

Me contaron la historia del peludo y enseguida fui a verlo, lo llevamos a la veterinaria a que lo curen y después de unos días ya estuvo en mi casa.

Gracias por eso.


Ahora “Piti” ya está en casita, Piti, así se llamaba, pero no tenía cara de Piti, así que lo rebauticé, hoy ya tiene un nombre con personalidad, se llama "Barret" ya que cuando vino a casa por vez primera, en los parlantes sonaba el tema "Interestellar overdrive" del álbum The Piper at the gates at a dawn" de PINK FLOYD,  y Piti, se quedó escuchando la obra maestra de Syd, y por más que yo le llamaba no venía porque quedó encantado con esos sonidos.

Por lo tanto, como le gustó la música, se adaptó de inmediato, y tuve que barajar nombres con respecto a lo que él escuchó: ¡Pink? ¡no, no tiene pinta de pink, Floyd? ¡tampoco, mmmmm, Ya! Syd Barret, quien creó ese tema… ¡No!, ¡muy largo, mmmm, entonces solo Barret?, siiiii! BARRET, va muy bien, además le gustó, así que se apropió de ese nombre.


Ahora Barret, ya tiene un hogar con amor, camita, comidita, y rodeado de mucha música y cultura, ya no sabrá que lo es sufrir en las calles, ni el hambre, ni el frío, nos haremos compañía los tres y en espera de que demos hogar a un bigotes felino.
Keïta (mi perra) y yo te damos la bienvenida querido Barret, este es tu hogar.

… Cuando salgo a caminar con Barret, la gente lo mira y me pregunta: Que raza es?
yo respondo: es raza ÚNICA y ESPECIAL, tiene una pinta loca.


Correo electrónico

Related Articles

Mujer trabajando desde casa

Barret y yo